NO SOY UN DIOS.
NI MUCHO MENOS.
FUI UN MUCHACHA
Y SOY UNA MUJER
QUE ESPERA.
LA SOLA SIMPLICIDAD
DE LOS AFECTOS
IDOS...

20 enero, 2012

El (a ese que amas)

El siempre gana...
Tiene el poder del sol
para entibiar una sonrisa...

La palabra precisa y la mirada
penetrante del que habla con
exacto argumento.

El embriaga con sus encantos
y es caballero todo un Rey
de sus andanzas.

Sabe hacerte sentir única
y te sientes su Reina
sin sospechar que eres
su esclava.

El alimenta tu ego
y se come tu corazón
sin que te enteres...

Te envuelve lentamente
en una nube y te quedas
ahí soñando, sin
saber si subes o te caes.

Lo ante pones en tu vida
y piensas que lo que profesa
es amor...
y crees,
y tiemblas...


El te ciega y te quita la identidad.

Vas cayendo en su trampa
en el peor de sus juegos,
te tornas una pieza que el mueve
a su antojo...

El demonio se a
disfrazado de hombre,
y tu te piensas
que es un Dios...

Silvia Schoneke





2 comentarios:

40añera dijo...

Tener al diablo por amante aunque excitante, suele ser muy peligroso
Un saludo

fenix7 dijo...

Si ves la trampa, si descubres su juego. Entonces no es un demonio, o eres un angel. Estando al mismo nivel, tienes recursos para defenderte y contrarestar. No sigas de oveja si descubres que eres ciervo.
Uno cae cuanto quiere caer, no nos engañemos. No es bonito, es lo que hay.